Homenaje

Homenaje

15/11/2018 Literatura 0

Su Premio Cervantes es, con seguridad, un regalo para todos y, en especial, para las mujeres.
Ella, la gran señora, ha sabido envejecer como solo lo hacen aquellas personas de firmes convicciones; las que viven también hacia adentro; las que aman la cultura en el pleno sentido de la palabra:
“Yo prefería las menos prestigiosas clases de latín, que elegí en vez de inglés. Ambas eran opcionales”, afirmó en alguna entrevista.
Yo también, Maestra con mayúsculas.

Felicidades gran señora: Ida Vitale

Residua

Corta la vida o larga, todo
lo que vivimos se reduce
a un gris residuo en la memoria.

De los antiguos viajes quedan
las enigmáticas monedas
que pretenden valores falsos.

De la memoria sólo sube
un vago polvo y un perfume.
¿Acaso sea la poesía?

De “Parvo Reino”, Premio Cervantes 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *