Categoría: Mis microrrelatos

Llibertat

Maldición o no, nunca había sabido hallar una explicación coherente a la caída del telón de su mejor noche amorosa. Cumplidos los setenta, tal sentimiento se había convertido en certeza. Con Llibertat el amor se había presentado en toda su magnitud de gozo físico y de sensación de habitar en un espacio donde la dicha…
Leer más


11/12/2017 0

Al entrar, me lo encontré esperándome. La demora no lo había desanimado. Era un señor ascensor de aquellos elegantes, seguros, con clase. Nos miramos y, enseguida, me percaté de que mi sombra había quedado aprisionada en su ser más íntimo y de que ascenderíamos juntos al cielo deseado. #moments


31/05/2017 0